Saltar al contenido
Sacos de dormir bebes

¿Cómo abrigar a un bebé para dormir?

Como abrigar bebe para dormir

Sabemos lo Difícil que es ser una madre primeriza, o seguir aprendiendo como mejorar el sueño de tu peque, por eso en Sacosdedormirbebes.fun queremos ayudarte y te traemos TODO lo que debes saber sobre cómo abrigar al bebé para dormir.

¿Cómo abrigar recién nacidos para dormir en 2019?

Como abrigar recien nacidos para dormir

Si acaba de recibir un nuevo bebé en casa, es importante cuidar que siempre tenga la temperatura correcta, sobre todo cuando tu bebé se encuentra descansando o tomando la siesta, así que te ayudamos a conocer cómo abrigar a un recién nacido para dormir:

  • Lo primero que te recomendamos es comprar un buen saco de dormir, además de ser excelente para mantener la temperatura corporal correcta, es mucho más seguro que una cobija y te facilita cargarlo para sacarlo de su cunita
  • Toca sus piernas y brazos, mira también el color de sus labios y mejillas para asegurarte de que esté tibio, si crees que necesitas abrigarlo más, colócale un pijama de algodón, este es el mejor material para un recién nacido.
  • Cubre su cunita o moisés con una buena sábana de algodón, evita el uso de materiales sintéticos que pueden ocasionarle alergias.
  • Al respecto de cómo tapar a un bebé recién nacido para dormir, asegúrate siempre de que no quede muy ajustado dentro del saco y de que su carita quede descubierta.

Según opinión de neonatólogos y pediatras, debido a la delgada piel de tu bebé y a su poca cantidad de grasa corporal, tu recién nacido tiene dificultad para mantenerse tibio, por otro lado, el bebé ya fuera de tu vientre realiza pocos movimientos lo cual también ocasiona que su pequeño cuerpo se enfríe con facilidad.

¿Cómo abrigar a un bebé para dormir en invierno?

Como abrigar recien nacido en invierno para dormir

Sabemos que como toda madre quieres conocer cómo abrigar a un bebé en invierno para dormir. El exceso de abrigo puede ocasionarle hipertermia, fiebre, resfrío o sarpullido en la piel, de manera que debes asegurarte de que los cuidados que le ofreces son los correctos:

  • Si tu bebé tiene menos de un año, procura usar siempre ropa de algodón, otro material podría causarle alergias.
  • El diseño de su pijama debe ser fácil de poner y quitar, que no le quede ajustada al cuerpo.
  • Si hace mucho frio unos buenos calcetines y un gorro pueden ser necesarios.
  • Si la temperatura de la habitación está entre 20 y 22°C, no será necesario abrigarlo demasiado.
  • Asegúrate de que la sábana esté bien ajustada al colchón de la cuna para que no se suelte.
  • Recuerda que la carita del bebé siempre debe estar descubierta.
  • La mayoría de los pediatras coinciden en que es mucho mejor usar un buen saco de dormir que una manta, pues los sacos son más seguros y cómodos.

Otro dato a tener presente al decidir cuánto abrigar a un bebé para dormir, es que tu niño tiene igual cantidad de glándulas sudoríparas que cualquier adulto, por lo que abrigar bebé para dormir es muy importante pero no debes excederte, porque eso podría causarle resequedad, deshidratación y estreñimiento.

¿Cómo abrigar a un bebé para dormir en verano?

como abrigar recien nacidos para dormir en verano

Al igual que cualquier otro niño, seguro tu bebé también es sensible a las altas temperaturas del verano, así que te debes estar interesada en saber cómo abrigar bebe para dormir en esta época del año, especialmente a la hora del descanso.

  • Mantener al bebé fresco es muy importante, usa ropa ligera y cómoda de preferencia de algodón, de mangas cortas o sin mangas como las camisetas.
  • Examina a tu bebé con frecuencia para verificar que no esté muy caliente, ya que el sudor excesivo puede deshidratarlo y resfriarlo, si es necesario retira sus calcetines.
  • La sábana de la cuna o camita debe ser de algodón, otros materiales pueden producir más calor al bebé.
  • Asegúrate que la habitación tenga la temperatura ideal, unos 22°C.
  • Elimina de la cuna cualquier protector de plástico o material sintético y peluches que puedan generar más calor y obstaculizar el flujo del aire.
  • Compra un saco para dormir sin mangas, con baja protección térmica y muy ligero, para que tu bebé pueda estar abrigado y fresco.

Durante el verano será necesario encender el aire acondicionado en la habitación del bebé, evita que el aire lo toque en forma directa, puedes encenderlo durante algún tiempo antes de acostarlo para que se refresque la habitación, luego subir la temperatura del termostato, o si es posible apagarlo mientras el bebé está en la habitación.

Durante el descanso del día, abrir las ventanas para ventilar el cuarto y bajar las persianas puede ser de ayuda para que el bebé duerma fresco.

¿Cómo abrigar un bebé para dormir la siesta?

Como abrigar un recien nacido para dormir la siesta

Tu bebé siempre va a encontrar la forma de hacerte saber si su temperatura es la correcta, dormirá plácidamente, se quejará o llorará si tiene frio o mucho calor. Queremos ofrecerte más recomendaciones, de cómo tapar a un bebé para dormir la siesta.

  • Sus primeras semanas de vida serán las más sencillas pues tu bebé estará muy tranquilo, puedes usar ropa de algodón y cualquiera de los excelentes sacos para bebés recién nacidos que te ofrecemos en nuestra web y te aseguramos que tu bebé estará tibio y muy cómodo.
  • Cuanto empiece a moverse protestará cuando sienta calor o tenga frio y dormirá plácidamente cuando esté a gusto, de modo que podrás quitar el exceso de abrigo o simplemente colocarle dentro de su saco de dormir si tiene frio o de su buzo bebé.
  • También puedes vigilar la temperatura corporal tocando su cabecita, sus brazos y sus piecitos, si tuviese mucho calor quizás será suficiente alguna de nuestras Ranitas bebé.
  • Aun para los más grandecitos, el sistema de abrigo más eficaz y en esto coinciden los expertos, es el saco, puedes probar con nuestros divertidos sacos pijamas bebé.
  • En su mayoría los sacos de dormir indican su nivel de protección térmica, usa esta información para elegir saco de dormir el más adecuado según la temporada y temperatura de la habitación del bebé.